24 may. 2009

HASTA QUE VUELVAS, BLANCA, HASTA QUE VUELVAS

Esta tarde ha fallecido mi gran amiga y poeta Blanca Sandino, su amistad ha sido un gran tesoro para mí. Era una mujer de una generosidad y una humanidad extraordinaria. Ella me diría: no llores, mi niña. Pero hoy sólo tengo ganas de llorar, quedaron tantas cosas por decir...
Aunque no acostumbro a colgar en el blog poemas de otros autores hoy quiero dejar aquí un poema de Blanca porque hoy me falta ella.

HASTA QUE VUELVAS(Blanca Sandino)

Y es que me faltas tú:
como el viento al molino, como a la mar la barca.
¿Por qué cuando te vas, es todo como un rito?

No me acostumbro a esta sombra colgada al fondo de mis ojos,
ni al silencio que roza, susurra, o se acurruca y duerme
ocupando tu espacio en todos los rincones.

Ni al plástico que pincho (para engañar al tiempo)
en la aguja pequeña del reloj del salón,
que ahora no da la una ni las dos ni las tres:
da tu ausencia exacta,
detenida en la hora que nunca fue de nadie, sino nuestra.

Es que me faltas tú.

Y por mucho que mis sueños tiendan a tu universo, aunque le pegue sellos a tu cielo, y notas amarillas que ya, de tan usadas, precisan de chinchetas, no me acostumbro al brillo enjalbegado del espejo que vive en el pasillo, y guarda tus ausencias; que las guarda, las cuenta, y envía tras de mis pasos réplicas de tus huellas.

Aunque te rías, y digas (siempre) que es invención mía:
que un espejo no acecha ni aunque esté en el pasillo,
yo sé que, allí,
en ese blanco oscuro en el que,
quizá, ya ni Dios Se esté Siendo,
se refleja una sombra -que tampoco eres tú-
repartiéndose un tiempo que recuerdo haber visto
en ese otro momento en que lo vemos todo.

Y es que me faltas tú.
Y me quedo... como si me olvidara a mí misma,
en mí misma en alguna otra parte,
y debo recordarme que, lo prometido es deuda,
y que no he de estar triste;
por eso, aunque la imagen diga: «tienes lo necesario», y yo diga:
«sí, lo tengo, tengo ojos. Y ganas. Pero es que... no sé dónde,
he dejado mis lágrimas».


Y es que, cuando te vas.

Hasta que me digo que para no hacer más que pensar en ti,
más que medir tu ausencia,
mejor será que vaya a peinar a la Luna,
a escalar el alba,
o a «saber» si eres tú
o tu amor
o tu beso;
o tu risa,
la que me está esperando en esa nueva estrella que cada noche invento.

Y es que, cuando te vas,
yo me quedo sin ti, y me quedo sin hadas.

Es... Es casi como un rito. Y tú me faltas, tú:
como el viento al molino, como a la mar la barca.

Blanca Sandino

10 comentarios:

Alonso de Molina dijo...

Gracias Ana por el homenaje a la amiga, sobre todo amiga, poeta y buena persona.

Un beso de los tuyos
.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Sobre todo amiga y siempre me faltará, me faltarán sus consejos, su ternura, sus riñas y tirones de oreja y su risa. Toda entera. Pero al mismo tiempo siempre estará en mi corazón y en mis recuerdos, porque nadie se muere para siempre.

Un beso en el dolor

Ana

Victor Vergara (gato) dijo...

También estoy con el sentimiento de todos los compañeros. Tenemos la trsteza de su partida pero también tenemos la dicha de haberla conocido.

Me alegro de haberte reencontrado en este mundo de los blogs. Te enlazaré para tenerte más proxima.
Un abrazo, ANA y sus jazmines.

Laura Gómez Recas dijo...

Te dejo aquí un abrazo en estos momentos, Ana, en el que "te faltan un hada", Blanca.
Precioso homenaje.
Laura

Ana Villalobos Carballo dijo...

¡Vaya Victor, no sabía que ahora eres un dulce gatito!Gracias por pasar y acompañarme en estos días todavía tristes. Victor, una tristeza que cuesta apartar pero, como bien dices, siempre queda la alegría de haberla conocido,en mi caso fuera de este mundo virtual, y haber compartido con ella muy buenos momentos.
Y en medio de esta tristeza me ha hecho sonreir ese "Ana y sus jazmines" me han dicho muchas cosas en la vida pero eso nunca, qué vamos a hacerle si no puedo evitar ser una "miraquelinda".

Te mando un beso que te llegue al corazón, aunque corra el riesgo de que me llames cursi.

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Es difícil,Laura, explicar todo lo que Blanca significaba para mí, era como una madre siempre pendiente, como la hermana que nunca tuve, como esa amiga verdadera que siempre está(en lo bueno y en lo malo)y con la que todos soñamos, como....
Gracias por tu abrazo y tu compañía, por cada gesto de cariño que en momentos así se hacen tan necesarios.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

(No me he olvidado del juego que me has dejado en tu blog, pero aún necesito tiempo)

Victor Vergara (gato) dijo...

Noooo, ANA, es que siempre me haces recordar tardes de verano con jazmines en el pelo. Sabes que soy sevillano como tú.

Yo también soy "miraquelindo" y de vez en cuando meto "tacos" en mis poemas para parecer un hombre duro, jaja, pero soy un sensiblón.
Siempre he sido un gatito tal como aparezco.

Tu beso me llegó. Y en ese lugar lo conservo.
Otro beso para el tuyo.

Ana Villalobos Carballo dijo...

No, si no me molesta,Victor, lo de Ana y sus jazmines al contrario. Me encanta el aroma de los jazmines y siempre me ha gustado esas moñas de jazmines que por estas fechas siempre iban vendiendo las gitanas. Y no te esfuerces que por muchos tacos que metas en tus versos no cuela la imagen de duro.

Gracias por estar

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Julio dijo...

Acabo de descubrir -nunca es tarde- este rincón tuyo, Ana, tocado de la magia de todo tu sentir; y, dentro de este rincón entrañable, estos recuerdos que se crecen en torno a la memoria de Blanca Sandino cuando coincidimos en las jornadas jubilosas de Málaga y hubo lugar, a regañadientes de Blanca, para la fotografía. No comento más, pues sé que todo ello te vendrá a la cabeza y al corazón de nuevo. Gracias por todo. Con un abrazo.
Salud.

Julio dijo...

Amiga Ana, y el próximo lunes se cumplirá un año de la noticia de la muerte de nuestra común amiga, Blanca Sandino. Una emoción contenida me ha asaltado volviendo a recordar contemplando las fotos del encuentro de Málaga. Con un abrazo.
Salud.

Julio G. Alonso