11 jun. 2015

DES-PENSARTE



Hoy me pregunto dónde quedó el perfume del azahar
que estalló con premura  en Noviembre,
el suave trino de los gorriones que anidaron en mis manos,
el pálpito del amor derribando barricadas en el umbral de nuestros besos.

Puede ser que la noche haya roto todas las luces del pasado
o que las pisadas del viento disfracen de penumbra mis ojos
cuando el silencio escribe renglones de sombra en tu mirada.

Puede ser que amanezca una metáfora de ternura en mis palabras
si la luna incendia con sílabas de fuego el hechizo de tu voz,
pero me sigo preguntando porqué ha crecido el frío en los jardines
desnudando al azahar y a las violetas de todos mis aromas,
porqué el mes de abril derramó cicatrices de arena en días sin sol.

¿Acaso tiene la respuesta el desvelo imperdonable de una noche de insomnio?
¿O es acaso un tiempo no vivido en este morir un poco a cada instante?

Hay días en que quisiera recurrir al olvido, parar el pensamiento, 
.............................................................................................. y no pensarte.




© Ana Villalobos Carballo
 

4 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Un poema lLeno de emociones, de emociones que provocan tristeza, pero también que se descubren plenas de amor. Precioso de principio a fin.

Un abrazo. Que tengas un buen fin de semana

Fina

Manu dijo...

Te deslizas con extraordinaria ternura y sensibilidad por estos versos, donde la tristeza se atenúa con hermosas imágenes donde brilla el amor.
Hay días como hoy en que merece la pena parar el pensamiento para recrearse en tus palabras.

Un placer leerte. Besos

Manu

Ana Villalobos Carballo dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado, Fina, y te agradezco el que siempre encuntres tiempo para pasear por mis versos. Con las poquitas visitas que yo te hago, no me lo merezco.

Besos que te lleguen al corazón

Buen fin de semana, también para ti.

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Ay, Manu, que siempre consigues ponerme colorada.
Gracias por tu presencia y tus palabras siempre tan generosas con mis versos.

Un beso que te llegue al corazón

Ana