29 jun. 2014

PÉRDIDAS


Antes de ser silencio
fui  textura de un agua cristalina,
y  el vuelo de algún pájaro sediento.
Tenía una marea de ternura en los labios,
y  unos ojos mirando al frente
por encima de todas las heridas.

He aprendido a mirarme en el espejo,
a ver mi tatuaje de palabras escritas
 en instantes  de un tiempo sin minutos,
y respirar un aire de silencios.

He aprendido a no verme,
pero no me acostumbro
a no escuchar la voz de mis recuerdos.
 .
.
© Ana Villalobos Carballo
    29 de Junio de 2014

10 comentarios:

mojadopapel dijo...

Maravilloso Ana....¿me dejas colgarlo en mi blog con un enlace?.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Menuda sorpresa encontrarte por aquí! Por supuesto que te dejo.
He estado tan calladita como la última vez que nos vimos, espero ir retomando la palabra poco a poco.

Muchos besos que te llegue al corazón

Ana

Noemí P.J. dijo...

Qué bonito compañera

Julio dijo...

Ana, amiga, no dejas de crecer y crecer, literariamente hablando. Pegada a tus temas, merodeando el amor por todos los costados, con tu voz cada vez más singularmente nítida. Versos llenos de un lirismo contagioso. Con mis felicitaciones y un abrazo.
Salud.

Julio dijo...

Pensaba que ya te había comentado todo lo interesante que encuentro este poema dentro del sentido general de tu poesía. Veo que algo ha fallado. Pues bueno, Ana, mis felicitaciones con un abrazo.
Salud.

Julio G. Alonso

Manu dijo...

"Tenía una marea de ternura en los labios y unos ojos mirando al frente por encima de todas las heridas"

Sigues teniéndola, querida amiga.

El final del poema también es impresionante. Espero que tras las vacaciones, hayas recuperado fuerzas y nos regales nuevamente versos tan sugerentes y hermosos como estos. Maravilloso regalo.

Un beso

Manu

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias, Noemí, seguimos en contacto.

Un beso que te llegue al corazón


Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Debe ser el azul de tu mirada, Julio, que le aporta belleza a todo lo que miras. Gracias por tu generosidad.
Me alegra te que te haya gustado.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Sí lo habías comentado, Julio. Disculpa ha sido un error mío.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Poco a poco, Manu.
Muchas gracias por tu presencia incondicional.

Un beso que te llegue al corazón

Ana