23 jun. 2014

MOMENTOS (PARA LA MEMORIA EN LA DESMEMORIA)



Qué bonita la vida
que da todo de golpe / y luego te lo quita
……….
A veces cuenta contigo / a veces ni te mira
Qué bonita la vida.
Dani Martin

Últimamente olvido demasiadas cosas, algunas importantes y otras insignificantes, son tantas que hablando hace unos días con mi amiga Marga me di cuenta de  que ha ido pasando  el tiempo y son  muchos amigos y conocidos a los que no les he contado que he regresado a Sevilla, ¿para siempre? quién lo sabe, pero eso espero.
Olvidé dejar en el blog la entrada prometida como recuerdo de estos años vividos en Jaén , pasar por aquí y contestar a vuestros comentarios o a los correos que con vuestras opiniones me enviáis, palabras generosas que siempre me animan a seguir escribiendo. Muchos me preguntáis qué me pasa, por qué el blog está tan parado, por qué me dejo ver tan poco. Os pido disculpa por tanto olvido y os cuento que  me siento feliz por el regreso,  sobre todo por poder tener de nuevo a mi lado a mis hijos y por no tener que ver la cara de tristeza de mi madre preguntándome cuándo me vuelvo a Sevilla. Aunque  también confieso que ahora, con frecuencia, echo de menos la vida en Jaén y los amigos que allí quedaron (pero eso lo contaré otro día).
¿Qué por qué estoy tan desaparecida?: ¡¡¡Qué bonita la vida!!! La vida me ha dado una de cal y otra de arena. La alegría de regresar a Sevilla vino acompañada de un problema de salud que, si bien viene conmigo a todos lados desde hace varios años, ha decidido fastidiarme con más fuerza, tanta que con frecuencia el cansancio me vence y las cosas más insignificantes del día a día se convierten en un gran esfuerzo. Esto hace que esté apartada de casi todo y casi todos, tanto en la vida real como en la virtual.
¡¡¡¡Qué bonita la vida!!!! Sí, porque, a pesar de todo, te regala momentos hermosos y, en ocasiones, tanto esfuerzo tiene una gran recompensa, así lo he sentido el pasado mes de Mayo, uno de los meses que más me gustan del año. Ir a la Feria de Sevilla y bailar sevillanas fue un gran esfuerzo, pero lo compensó el compartir esos momentos con amigos y familiares a los que hacía tiempo que no veía.

 También  mereció la pena el esfuerzo de ir a Alanís de la Sierra para participar en el recital que con motivo de un encuentro de asociaciones organizaba la Asociación Literaria de Alanís y Sierra Norte (ALAS). El reencuentro con amigos entrañables y la inmensa generosidad de los miembros de ALAS hicieron que pudiéramos disfrutar de un maravilloso día lleno de poesía, amistad y muchas risas
Y como  en tiempos difíciles es fácil perder la esperanza, el último gran esfuerzo del mes fue salir a buscar a la Esperanza Macarena en su recorrido por el Parque de María Luisa. Momentos hermosos, únicos e irrepetibles en los que mis ojos como desde que era una niña, buscan dos sencillas palabras bordadas en su palio: “Esperanza Nuestra”. Con esa Esperanza me quedo para que me acompañe en este difícil camino de la vida. Y ahora en este Junio que se acerca a su final prefiero pensar en lo que tengo y no en lo perdido, alegrarme con cada paso que doy por difícil que me resulte y aprovechar al máximo cada segundo que me encuentre bien  porque, aunque no lo parezca por la amplia sonrisa que luzco en las fotos, el esfuerzo fue demasiado grande y el dolor me acompañaba cada segundo como siempre desde hace varios años. Y es que las apariencias engañan y, con frecuencia, nada es lo que parece. Pero sobre todo, hoy quiero agradecer de corazón a todos los que me no me habéis olvidado a pesar mis ausencias y olvidos, y a los que cada día me ayudáis a seguir siendo simplemente yo.
 Espero que también sea tiempo de retomar la palabra.
.
¡¡¡Qué bonita la vida!!!
.
 .
¡¡¡Qué bonita la vida!!!
.


Ana Villalobos Carballo
.

6 comentarios:

San dijo...

Tan bonita como tu Ana, porque mira que estas guapa chiquilla. Espero leer pronto todo eso que hasta hoy has apartado.
Cuidate mucho.
Un abrazo.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Tu lo eres por dentro y por fuera, San. Cada lunes tarde hay un momento de recuerdos y notalgias manchaitos de Café. Gracias por todo.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Fina Tizón dijo...

Me has emocionado, Ana. Parece mentira lo que pueden llegar a conseguir las letras escritas con sentimiento aunque sean de personas a quien ni siquiera conocemos personalmente. Tiene cosas hermosas este mundo virtual, a pesar de la frialdad que le caracteriza.

Un gran abrazo y cuidate.

Fina

Ana Villalobos Carballo dijo...

Muchísimas gracias, Fina. Mucho más emocionada me siento yo al ver, que a pesar de mis largas ausencias y de que no he pasado a visitarte,sigues asomándote a esta pequeña ventana.

Besos que te lleguen al corazón


Ana

Manu dijo...

La desmemoria también me acompaña en algunas ocasiones, pero la mía no es tan grande como para olvidarme de pasar por este lugar. También a mí me emocionas, sobre todo porque no te rindes y no dejas que dolor apague tu hermosa sonrisa.

Besos, querida amiga.

Manu

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias, Manu, no hay palabras.

Un beso que te llegue al corazón

Ana