3 oct. 2012

RETAZOS DE TU LUZ




Contemplando un viejo albún de fotos
Dedicado a mi madre
                                                                              
                                                                                        
Me pregunto cuántas veces he de mirarla para llegar a comprender la inmensa entrega de amor que en su mirada se refleja. Con frecuencia la tomo entre mis manos y una sucesión de aromas y colores  penetran en mis cuarteados pensamientos: canela, hierbabuena, jazmines, geranios, revuelo de buganvillas livianamente fértiles y… tiemblo clamando la música de ti o la voz de tus caricias.
 El tiempo la ha deteriorado, pero no ha podido borrar tus huellas de mis cansados sueños y de su ajado papel aún fluye el recuerdo intangible de tu luz sobre nosotros.

A veces los sueños confunden las ausencias transformando en realidad columpios de luz que pertenecen a otros  tiempos.

Mirándola olvido los kilómetros que ahora nos separan  y escucho el verso frágil de tu voz que siempre me   amanece, pero también hay un lento fluir de lágrimas, un desgarro de vocales y un reproche en el exilio, cuando noto tu ausencia y solo puedo ver que “estás preciosa en esa foto”  que no entiende de lejanías.


© Ana Villalobos Carballo    
   3 de Octubre de 2012

8 comentarios:

San dijo...

De tal palo tal astilla, te pareces a esa mamás tan guapa.
Te deje un regalito en mi blog, te enlace, para que algunos amigos te visiten y conozcan lo bonito que escribes.
Un abrazo Ana.

Fina Tizón dijo...

Cuanto amor has derramado en este relato de recuerdos, amiga Ana, de recuerdos a una madre. Su imagen, esa fotografía que desborda caricias que ya no están pero que siguen vivas en la piel, en el corazón, que son huellas imborrables.
Un relato vestido de sensibilidad.

Un abrazo

FINA

MercedeS dijo...

Sólo acierto a decir: Qué bello ramilletes de palabras con aroma a flores le dedicas a tu madre.
Besos para todos.

Julio dijo...

Bello homenaje y bella fotografía. Enhorabuena y felicidades. Con un abrazo.
Salud.

Julio G. Alonso

Ana Villalobos Carballo dijo...

Qué va San, en este caso el palo es mucho mejor que la astilla, jajaja. Muchas gracias por el regalito.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias,Fina, por tu lectura por tan hermoso comentario.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias, preciosa, tus palabras y toda tú sí que son realmente hermosas.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Paco Soler dijo...

Hoy paseo por los senderos poéticos y "emocionales" y trato de puntillas. de ir adentrándome por los diferentes temas que en su escenario virtual, presenta una vivencial “coreografía”.
Ello me ha creado “drogo-dependencia” literaria y sobre todo he comprobado de quien lleva el nombre de la “Abuela de Dios” que dirían en Triana, maneja los versos capaz de crear sensaciones en sus “adictos” con su “cuaderno de bitácoras”.
Vemos en la amplia creación de la autora, que quizás conoce, que crea temas que a las gentes no necesite leer, pero que ella, por algún motivo sabe que es buena la costumbre de concederles. ¡Enhorabuena!. Paco Soler