3 nov. 2011

ENGAÑOS

........................................................ Imagen: Atilio Castelli


A veces veo aún aquellos días
como si ya no tuvieran un futuro
ni tampoco un pasado.

A veces viajo a un tiempo que no existe,
recorro lentamente cada frase
que se quedó perdida entre mis labios
como un signo inaudible de tu nombre.

Hoy parece que el tiempo se hubiera detenido
que la noche se durmiera con el día…

Escucho el aleteo de tu piel
en este tiempo de palabras muertas,
observo el luminoso descender de la luna
latiendo en la infinita extensión de mi memoria.

Otra vez,
incomprensiblemente,
otra vez me engañan los sentidos:
creí que mi memoria era olvido a la orilla de tus ojos.

¿ Cómo dejar de estar y seguir siendo
el grito que sostiene tu aleteo?

© Ana Villalobos Carballo

7 comentarios:

MercedeS dijo...

Bellísimo Ana, da gusto retomar el impresionismo de tu poesía. Besos.

MercedeS dijo...

Bellísimo Ana, da gusto retomar el impresionismo de tu poesía. Besos.

José Puerto Cuenca dijo...

Hola Ana. Estoy recorriendo la lista de participantes en el I Encuentro de Córdoba y descubro tu blog y tu poesía que me toca y me llena. Me alegro de conocerte virtualmente y más me alegraré de verte y oirte recitar.
Con tu permiso, enlazo tu blog en el mío y me engancho a él.
Un abrazo

Julio dijo...

Añoranza y amor, amiga Ana. Siempre fiel de la mano del amor en tus versos, con ese pálpito especial que pones en cada palabra. Hace muchos años que te leo y siempre me sorprendes.
Salud

Ana Villalobos Carballo dijo...

Muchas garcias, Mercedes, por estar siempre cerca y enhorabuena, espero que tu lucha de buenos frutos.

Un beso que te llegue al corazón

Ana Villalobos Carballo dijo...

Hola,José, ya no queda nada para el encuentro,será un placer conocerte y poder escucharte. Yo también te enlazo.

Un beso que llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Me tienes muy mal acostumbrada, querido Julio, el día que que decidas no pasar por aquí me llevaré un gran disgusto ,jajaj. Gracias por mirar mis letras siempre con tanta generosidad.

Un beso que te llegue al corazón

Ana