5 jun. 2010

EL DESPERTAR DE LAS COMETAS





“Los niños crecen independientes de nosotros,
como árboles murmurantes y pájaros imprudentes.

//
Llega el momento en que solo resta quedar mirando desde lejos,
torciendo y rezando mucho para que escojan bien en la búsqueda de la felicidad,
y la conquisten del modo más completo posible.”

Sonia Marroqui
............................................

...........................................A mi hija

Hoy quiero hablar para que tú me oigas
y al nombrarte mi voz recupere su acento
porque tu eres la luz que alumbra Mayo,
fino tallo gestado en mis entrañas,
sostén de mi ternura.

Hoy escribo tu rostro en mi poema,
tu mirada de miel en cada imagen,
y extiendo por mis versos
tu mágico disfraz de luna nueva.

Han crecido el cerezo y el jazmín,
el patio se hizo grande sin tus juegos:
la comba, la rayuela, el escondite
se duermen con tu infancia
en este despertar de las cometas.

Me habitan los temblores de una madre
cuando abrazas sin vértigo la vida
cual árbol murmurante, cual pájaro imprudente.

Tú ansías un océano de estrellas,
la voz de tu alfabeto, nombrando los paisajes,
comiéndose las sílabas del mundo.

Puedo escuchar tu ligero aleteo:
tal vez gorrión, tal vez gaviota…

Mary Poppins ha plegado su paraguas
y el deshollinador no encuentra más hollín;
inventaré una nana que acune tu niñez
y la guarde por siempre en mis recuerdos.

© Ana Villalobos Carballo
18 de Mayo de 2010

14 comentarios:

ÓNIX dijo...

Wow Ana que bello poema...

Cuando leo estas letras comprendo el amor que una madre puede llegar a sentir por sus hijos, lo expresas maravillosamente...

De más está decir que tu poema es perdidamente hermoso y la fotografía de tu hija, acompaña la belleza...

Es identica a ti...

Mis saludos y un fuerte abrazo desde mi bella Venezuela...

Mercedes dijo...

Qué bonita metáfora la de las cometas.
El vuelo de los hijos, visto desde el corazón de una padre poeta, no puede ser más sentido y más bello. Me identifico con tus palabras y me consuela la idea de que se conviertan en cometas porque nos dan la oportunidad de vez en cuando de tirar del hilo (sin que se note...:-) )
Ana Isabel está preciosa.
Besos

Manu dijo...

Querida Ana, transmites realmente bien el amor que siente una madre por sus hijos y el miedo que se siente cuando comienzan a volar.
Una imagen muy bella la de las cometas que despiertan. Nuestros hijos vuelan como cometas pero siempre hay un hilo apenas imperceptible que nos mantiene unidos a ellos. Un poema hermoso, hermoso de verdad.
Tu niña es una fotocopia tuya, hermosa como tú

Besos

Manu

Ana Villalobos Carballo dijo...

Querida Ónix siempre te muestras tremendamente generosa conmigo. Gracias por estar en este poema tan sentido, y sí dice que nos parecemos un poquillo,jjaja.


Besos que te llegue al corazón

Ana

José Antonio Fernández dijo...

Has utilizado unos versos muy adecuados pera expresar el sentimiento que se siente ante un hijo. Ese sentimiento tiende ha llegar al infinito por lo que es muy dificil expresarlo y que se entienda y tú lo has conseguido.
Felicidades para ti y tu guapísima hija.

Laura Gómez Recas dijo...

"... puedo escuchar tu ligero aleteo..."

El decir dulce la madre, el miedo, la ternura, la inquietud y la rotunda ola del amor avanzando siempre hacia la hija. Vanguardia y retaguardia... totalidad.

Plenamente identificada.

Besos.
Laura

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias, Mercedes, tu visita es siempre muy especial y me alegra enormemente. Ya ves, creíamos que no iban a crecer. Parece que fue ayer cuando la peinaba con la palmerita arriba a Héctor le daba por tirarle de ella y hacerla rabiar. Y sí, mejor que no se note que de vez en cuando tiramos del hilo, ese hilo apenas imperceptible que siempre nos mantendrá unidos.

Espero que pronto nos podamos ver.

Besos que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Muchísimas gracias, Manu, por las palabras tan hermosas que me dejas y seguir animándome a seguir.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Muchas gracias, José Antonio, por dejarme este comentario tan hermoso. Me alegra mucho que me digas que se entiende porque en este poema era lo que más preocupaba.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Maravilloso el comentario que me dejas, Laura, yo no lo habría sabido decir ni mejor, ni más hermoso. Gracias por pasear tu mirada y tu sentir por estos versos.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Julio dijo...

Ante la voz de la madre, callo. Me han asombrado y sentido particularmente los versos de cierre, esa nana repetida para siempre, para lo que la vida resista, en el corazón. Tremendo.
Salud.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Aunque con retraso, muchísimas gracias,Julio, por pasar por estos versos y dejar este sentido y hermoso comentario. Nuestros niños crecen demasiado rápido, tú lo sabes bien, pero en nuestros memoria se acunará por siempre su niñez.

Un beso grande que te llegue al corazón

Ana

genovés dijo...

Hermosos versos.

Volveré para seguir sintiendo la emoción de tu poesía-

Saludos desde la distancia.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Muchas gracias, genovés, me alegra que te haya gustado. Las puertas están abiertas para cuando pasar a pasear por mis versos, y si te emocionan ¿qué más se puede pedir?.

Un beso que te llegue al corazón

Ana