9 jun. 2009

EL PULSO DEL RECUERDO I


Regreso del instante que vibra en la memoria,
con el tiempo borroso que sostiene el pasado,
y, con suave cautela, camino de puntillas;
no quiero despertar a los recuerdos,
aquellos que deambulan por mi mente
y escriben la nostalgia mirando hacia el futuro,
aquellos que no saben descifrar
el límite de un sueño en equilibrio.

Olvidé las palabras que imprimieron las huellas
de la fiebre y la herida que gime en mi costado.
Olvidé la memoria que me nace en los labios
y multiplica el mar en los ojos del miedo.

Hoy me duele la vida en el olvido,
en la curva insolente que secciona
la senda de estaciones que emigraron
al desorden abierto de mi mente.

No quiero hacer ruido y despertar
las cenizas del llanto de los años

No quiero hacer ruido, pero dime:
¿Cómo nombrar el pulso del recuerdo
anclado a mi presente?


©Ana Villalobos Carballo
de "La Memoria Escondida"
.

10 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Está lleno de carga emocional y, sin embargo, transcurre sedoso, se resbala...
Me he prendado de esta estrofa:

"Hoy me duele la vida en el olvido,
en la curva insolente que secciona
la senda de estaciones que emigraron
al desorden abierto de mi mente."

Un beso
Laura

Miguel Iñiguez dijo...

Deambular el presente Ana, muchas veces parece que solo hemos podido ser de un único modo. Y que verdad que nuestro pasado es tan poderoso

Transitar otros blogs, todo lo que ello posibilita

Un abrazo

Miguel Iñiguez dijo...

Deambular el presente Ana, muchas veces parece que solo hemos podido ser de un único modo. Y que verdad que nuestro pasado es tan poderoso

Transitar otros blogs, todo lo que ello posibilita

Un abrazo

ÓNIX dijo...

Recuerdos...

Toda una vida entera envuelta en ellos...

Qué difícil resulta muchas veces hacer a un lado episodios llenos de tanto sentimiento...

Muy hermoso tu poema...

Noray dijo...

Quizás todo se acune en el silencio,
allá donde muere el olvido.

Igual que nuestra amiga Laura, pienso que esa estrofa es una delicia.

Un abrazo

Ana Villalobos Carballo dijo...

Siempre aciertas, Laura. Aunque, a veces, la carga emocional del momento nos desborde intentaba que el poema transcurriera, así como tu dices, sedoso, con sosiego...Gracias por estar y dejar tus palabras

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Leni dijo...

"aquellos que no saben descifrar
el límite de un sueño en equilibrio."

Es ese desasosiego el que desequilibra tu balanza.

No te conozco.
Pero tal vez si seas una mujer muy equilibrada.
Por eso sientas tanto aquello que te contrae el alma.
Lo que te duele dentro.
Lo psicomatizas.Lo vives.
(seguro que me equivoco..hablo desde solo una percepción)

PRECIOSO Ana.

Hay que somatizarlo todo.

Un beso grande
De los tuyos

Mónica Angelino dijo...

Se desliza con cautela, de puntillas,como quien mira con aceptación más allá de las preguntas

Olvidé la memoria que me nace en los labios
y multiplica el mar en los ojos del miedo.


Me gustó ese verso y sin duda, también el que ha re escrito Laura.

Carlos Serra Ramos dijo...

Ana, querida poeta:

Entrar en tu página es dar por seguro el disfrute de una buena lectura, tanto en prosa como en poesía.

Concuerdo con Laura en la estimación de la estrofa que te reseña, y también te aplaudo el rítmo que le has otorgado entre alejandrinos y endecas.

Un muy buen poema y muy bien construído que se lee solo.

Ya tenía ganas de visitarte en la certeza de leer algo bueno.

Un beso, Ana, con todo mi afecto.

Carlos

Manu dijo...

Hoy duele la vida, Ana, en la ausencia de tu palabra, muchos días han pasado sin que dejes una nueva entrada o una respuesta a los comentarios. Es imposible olvidar la huella que tu voz poética colmada de sentimientos me han dejado impresa en el costado. Hoy quiero hacer ruido, mucho ruido, para que despiertes de este silencio y tu pulso vuelva a sentirse en estas páginas.

Un beso muy grande

Manu