19 ene. 2009

¿CUÁNDO DESPERTARÁN?



Explotan en mis ojos las miradas
en la sangre que escruta tus heridas.

Dónde estará esa lágrima
que borre de tus calles la barbarie.
Cuándo despertarán todas las sílabas
del grito de tu voz alzado a la esperanza.

En tus aceras caen nuestras manos
sin pulso que soporte todo el odio
de un pueblo que agoniza en sus raíces
y marca tu destino enajenado

Ha crujido la muerte entre tus piedras,
el glaciar de la noche se amamanta
con leche fermentada en alaridos.

Duerme dios a las puertas del infierno.

Y no hay dedos, ni manos, ni palabras
que devuelvan la paz a tus orillas,
que arranquen la serpiente del dolor
desenroscando el llanto de tus hijos.

Róbales todo el miedo a sus pupilas
y el silencio adosado a sus entrañas,
que retorne a tus niños la risa sin escombros
su carne sin metralla gestando el verbo.

Solo tú puedes ser la oración sin metales,
los dedos y las manos, la boca entre las bocas.

Ana Villalobos Carballo
18 de Enero de 2009

Safe Creative #0901192428705

4 comentarios:

Manu dijo...

Un poema conmovedor, escrito con una gran sensibilidad. Un poema necesario. Es un gran placer leerte.

Un beso

Manu

ÓNIX dijo...

Que sensible eres Ana...


Me gustó mucho ese poema tan cargado de realidad, de reclamo, de apoyo y solidaridad hacia quienes perdieron más que materiales, perdieron vidas, calma, alegrías, quedaron vacíos en un lugar donde el aire que se respira está contaminado por el odio y la crueldad...


Besitos...

Carlos Serra Ramos dijo...

Qué preciosidad de poema, Ana.

¿Tan difícil es aceptar tras la lectura de estos versos que ninguna otra estructura puede leerse con el ritmo y cadencia si no es con la acentuación debida?

Ha sido un placer, amiga, para mí, que me gusta tanto leer en voz alta la poesía, susurrando o, dándole a la frase la inflexión que pide el texto.

Además, tu poema es precioso, nos cuentas las desdichas y el horror sin dramatismo al uso, con unas imágenes que pueden visualizarse con sólo cerrar los ojos.

Un gran poema que te aplaudo con gusto y efusivamente.

Y de aquí me voy al siguiente que también es extraordinario.

Mi saludo más cordial, poeta.

Carlos Serra
__________________

Juana Corsina dijo...

Mi querida Ana:
Duelen los niños,
duelen las guerras,
duelen al fin,
las injusticias
de la tierra.

Tus versos tienen la voz clara y el tono preciso para envolverse en ellos y gritar contigo.

Mi enhorabuena, amiga mía, es un gran poema
y para mí, un placer leerte, siempre.

Biquiños

Juana Corsina