4 oct. 2008

LLUEVE



Hay días, como hoy, en que el alma se cansa de caminar, por estas calles mojadas, envuelta en una lluvia de silencios y contemplando como se hunden los pies en un lodazal de tristeza y soledad.
Llueve, gota a gota, y esta humedad me araña los huesos.
Hay días, como hoy, en que el cielo parece haber olvidado que su lienzo alberga una amplia gama de azules y el arcoiris es su más fiel compañero de juegos.
Hay días, como hoy…
Te mentiría si te dijera que quisiera que las cosas siempre fueran como hoy. Cansa mucho caminar sin destino, sin poder atrapar la risa que se escapa de mi boca, sin el roce de la piel de un mar embravecido y con este viento que acalla y duerme las tardes más intensas y sonoras. Hasta el reloj, hoy, se ha dormido con esta tempestad y transitan lento los días, así, tan despacio que parece que no hay mañana, sólo… hoy.
Tanta niebla en los cristales aleja el latido de mi sangre.
Tantos chaparrones me anestesian los sentidos.
Si me preguntas que me pasa, simplemente, te diré que se me han descolgado los sueños y que no encuentro quien me los pueda recomponer,que no tengo "cuelga fácil", que es tarde de domingo y nadie, ni siquiera los parados, con sus manos vacías, sedientos de un mañana, quieren trabajar;

Y esta lluvia… esta lluvia no es agua que apague mi sed.

Ana Villalobos Carballo
4 de Octubre de 2008
Safe Creative #0811021239825

6 comentarios:

Mercedes dijo...

Hay días, como hoy, en el que desearía disolverme en la lluvia y ser arrastrada hasta el mar. Pero todo a mi alrededor es inoperante, incluido la cansina lluvia que hoy me cala el alma, y después se escapa de mí, vestida de lágrimas de desasosiego y soledad...

Pues sí Ana, una bella forma de describir ciertos momentos de la vida…

Ana Villalobos Carballo dijo...

Ayer mismo hablaba yo de tí, de tu gran sensibilidad,de lo artista que eres y el gran entusiasmo con que emprendes cualquier nueva experiencia. Ahora leyendo este bello comentario me da por pensar que cualquier día te da por escribir y seguro que arrasas,porque lo que tu te propongas...
Menos mal, Mercedes, que sólo son ciertos momentos ¿eh? y tu tienes cerquita el mar, ese mar que por unos días también es mi mar.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Manu dijo...

Querida Ana, hay días como los que nos dejas y en esos días nos gustaría dejar de existir, pero también hay días diferentes y tu lo sabes ¿verdad? no lo olvides.
A pesar de la tristeza que envuelven estas letras, has descrito de una forma muy hermosa esos días...

Un beso

Manu

Giovanni-Collazos dijo...

Hola Ana... me encanta tu blog, acabo de descubrirlo...

Te invito a que te pases por los mios...

http://ciudadferoz.blogspot.com donde escribo pequeños relatos sobre mi estancia en Lima(estoy en Lima ahora) y

http://gio-collazos.blogspot.com que es mi blog de poesía, el de siempre.

un beso.

Gio.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Manu, muchas gracias por pasar por esta lluvia y no dejarte arrastrar por la tristeza de estas palabras, porque es cierto que también hay días diferentes a estos y nunca debemos olvidar.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Hola Gio, me alegra verte por aquí. Ya pasé por tu blog, aunque últimamente estoy hecha una descastada y no voy a visitar a nadie, a ver si puedo sacar un poco de tiempo y vuelvo a darme una vueltecita.
Gracias por estar.

Un beso que te llegue al corazón

Ana