22 mar. 2007

AHORA SÉ QUE LO ENTIENDES



"Dedicado a quin no entendió mi cicatriz tatuada,
ni el dolor de la ausencia,
ni el miedo al recuerdo y al sutil soborno
de las palabras del hombre al que yo amaba.
A esa persona, porque ahora sé
que entiende mis sentimientos y mis palabras.
A esa persona, que ahora sufre en silencio
y tropieza con las piedras
del sendero interminable del olvido,
mientras yo sólo espero una palabra."


No digas ahora que no entiendes
la cicatriz que llevo tatuada en mi pecho,
el dolor de los días de su ausencia,
el miedo a la memoria del recuerdo
que conduce al sutil soborno de sus palabras.

No digas que no entiendes el nombre
que puse a cada estrella,
la mirada oculta o indiferente de la luna,
el cansancio del náufrago sin rumbo,
la herida interminable de su nombre.

Sí, creo que ahora sí que entiendes
las piedras en el camino del olvido
Ya no sé cómo explicarte…
el miedo al agua,
que enciende las cenizas
y que aún debajo del paraguas
cae como tus sueños a los pies
y cala en las heridas de tu alma.


Ana Villalobos Carballo
22 de Marzo de 2007


Publicado en Revista Aldaba nº5 - Sevilla

1 comentario:

Manu dijo...

Un poema, Ana, lleno de grandes certezas. Todos tenemos alguna que otra cicatriz y es difícil que los demás cuando no han sufrido alguna como las nuestras nos entiendan.

"Ya no sé cómo explicarte…
el miedo al agua,
que enciende las cenizas
y que aún debajo del paraguas
cae como tus sueños a los pies
y cala en las heridas de tu alma"

Es un poema que cala incluso debajo del paraguas. No sabría bien explicar hermosura de estos últimos versos ni la profundidad de lo que me hacen sentir.

Un beso

Manu